Patata

El cultivo de la patata

La patata, Solanum tuberosum, es una planta cultivada por sus tubérculos, perteneciente a la familia de las solanáceas.
La planta de la patata tiene rizomas, que son tallos subterráneos de los que parte un sistema radicular fibroso y muy ramificado, pero con poca capacidad de penetración en el suelo. En estos rizomas se producen unos hinchamientos que dan lugar a los tubérculos, donde la planta acumula sus reservas de almidón, denominados patatas. El tallo aéreo es grueso y fuerte y tiene una altura variable de 0,5 a 1 metro de altura y sus hojas son compuestas, imparpinnadas y de nerviación reticulada.

La multiplicación de la patata se realiza por medio vegetativo, mediante el uso de tubérculos enteros o partes de éstos, aunque también puede ser realizada por semillas o esquejes.

Exigencias del cultivo en suelo y clima

El cultivo de la patata se adapta bien a todos los tipos de suelo, salvo a los compactados, poco profundos y pedregosos, que impiden el desarrollo libre de los tubérculos. Prefiere suelos profundos y bien drenados, de textura media, no salinos (CE máxima de 2 dS/m) y con baja concentración de cloruros.

La planta de la patata prefiere un clima templado o frío, pero no resiste ni temperaturas bajo cero, ni las heladas tardías. La temperatura del suelo para realizar la plantación debe ser superior a los 7 ºC. Es una planta muy exigente en agua, pero un exceso de ésta en germinación del tubérculo o después de la floración resultaría nociva.

Necesidades nutricionales

Para conocer la cantidad de nutrientes que debemos aplicar a nuestro cultivo, debemos conocer el nivel de fertilidad o el estado nutricional de nuestro suelo y la extracción de nutrientes que realiza nuestro cultivo (Tabla 1).

Tabla 1. Extracciones medias de nutrientes del cultivo de la patata expresada en kg por tonelada de producción. Guía práctica de la fertilización racional de las plantas. MARM (2011)

N (kg / t) P2O5 (kg / t) k2O (kg / t)
3,5-5 1,5-2 06-oct

Recomendaciones de abonado

Teniendo en cuenta las extracciones y consideraciones que debemos tener sobre el abonado de la patata, presentamos una orientación sobre la cantidad de unidades fertilizantes que tenemos que aportar al cultivo de la patata para una producción esperada de unas 50-60 t/ha (Tabla 2).

Tabla 2. Unidades fertilizantes que aportar al cultivo de la patata para una producción de entre 50-60 t/ha.

N (kg/ha) P205 (kg/ha) K20 (kg/ha)
180-200 80-100 250-350

Una vez conocida la cantidad de cada uno de los nutrientes que es necesario aportar para nutrir adecuadamente al cultivo de la patata, debemos definir el fertilizante que debemos utilizar y para ello Herogra recomienda:

ABONADO FONDO ABONADO COBERTERA
HEROSOL ORO NEO 46
FERTIGOTA LENT NEO ESPECIAL CEREALES
HEROSOL NEOGOTA
SULFATÓN
HERONIT

Para la programación de un plan de fertilización ajustado a las necesidades de su cultivo, consulte con nuestro responsable de Herogra fertilizantes en la zona, o póngase en contacto con nosotros a través del email: departamentoagronomico@herogra.com

Escribe una palabra clave