Pepino

El cultivo del pepino

El pepino (Cucumis sativus L.) es una planta que pertenece a la familia de las cucurbitáceas y requiere de un clima cálido para su desarrollo. La temperatura óptima, para un crecimiento adecuado del cultivo de pino, se encuentra entre 20°C y 25°C, afectando negativamente, a la producción y desarrollo del cultivo temperaturas nocturnas inferiores a 12°C. La humedad relativa óptima para su cultivo se ubica entre 60 % y 70% durante el día y entre 70% y 90% durante la noche, favoreciendo el desarrollo normal de la polinización y garantizando una buena producción.

El cultivo del pepino no es muy exigente en términos de suelo, puede cultivarse en cualquier tipo de suelo de estructura suelta, bien drenado y con suficiente materia orgánica. La planta de pepino es medianamente tolerante a la salinidad y tolerante a la acidez, creciendo adecuadamente con niveles de pH entre 5,5 y 7.

La fertirrigación, suministro de nutrientes a la planta a través del sistema de riego, del cultivo del pepino se realiza para aportar los elementos nutricionales esenciales para el desarrollo del cultivo que el suelo no es capaz de aportar en una cantidad adecuada. Estos nutrientes esenciales se pueden dividir en macronutrientes primarios (nitrógeno, fósforo y potasio), macronutrientes secundarios (magnesio, calcio y azufre) y micronutrientes (manganeso, cobre, cloro, molibdeno, zinc, hierro y boro), dependiendo de la capacidad de captar cada uno de ellos. Todos los nutrientes tienen papeles diferentes en la planta, pero todos son fundamentales para un desarrollo adecuado y la falta o exceso de alguno de ellos produciría problemas en el desarrollo del cultivo.

Para realizar una fertilización eficiente del cultivo del pepino, primero es necesario conocer las necesidades del cultivo, es decir, la cantidad de nutrientes que debemos de aportar, teniendo en cuenta la fase fenológica en la que se encuentra la planta. Estas necesidades se corresponden con las extracciones del cultivo (tabla 1), corregidas en función de diferentes parámetros como el tipo de suelo, las aportaciones que realizan el suelo y el agua de riego y las perdidas asociadas normalmente al sistema de fertirrigación (coeficiente de uniformidad, eficacia de la aplicación y fracción de lavado).

Tabla 1. Extracciones de nutrientes del cultivo del pepino (kg/tonelada de producción).

N P2O5 K2O
2,8 – 3,5 1,2 – 1,7 3 – 4

La aportación de los nutrientes se debe fraccionar lo máximo posible, en función de cada una de las fases fenológicas del cultivo, llegando al ideal, que sería utilizar el suelo como sustrato y aportar la solución nutritiva (agua de riego + fertilizante) a pequeñas dosis y con elevada frecuencia. Si se dispone de un equipo automatizado de fertirrigación y el suelo es capaz de mantener correctos niveles de aireación, estas aportaciones, incluso, se podrían realizar varias veces al día. La fertirrigación proporcional permite realizar una fertilización a medida del desarrollo de la planta, como si de un sistema hidropónico se tratara, ajustando la solución nutritiva según los resultados analíticos obtenidos en el seguimiento de la solución del suelo.

Para llevar a cabo este tipo de fertirrigación, se suele usar un de sistema de inyección de fertilizantes automatizado de múltiples vías, donde solo es necesario, para conseguir la solución nutritiva deseada, introducir en el sistema las siguientes consignas:

  • Porcentaje de inyección de cada depósito de fertilizante.
  • Conductividad eléctrica (CE).
  • pH de la solución nutritiva aportada.

Las soluciones nutritivas adecuadas para cada fase del cultivo del pepino de invernadero, en suelo del sureste español, que debemos aplicar, con el objetivo de cubrir las necesidades tanto nutritivas como hídricas, las podemos ver en la siguiente tabla:

Tabla 2: Soluciones típicas usadas en el cultivo del pepino, en suelo, en el sureste español.

Fase de cultivo NO3  NH4+ H2PO4 K+ Ca2+ Mg2+
Establecimiento 4 0,5 1 1,5 0,7 0,5
Desarrollo vegetativo – Floración 8,5 1,5 1,2 2,5 1 0,7
Floración – Cuajado 10,5 1,5 1,2 4 1,5 1
Cuajado – Recolección 12,5 2 1,2 5 1,5 1

A la hora de aportar la solución nutritiva teórica, debemos ajustarla teniendo en cuenta la interrelación existente entre los nutrientes del medio de cultivo (relaciones de sinergia y antagonismo) y los nutrientes que aportamos con el agua de riego, para obtener la solución nutritiva real a aportar.

Finalmente, deberemos decidir el tipo de fertilizante que mejor se adapta a nuestras instalaciones, entre fertilizantes líquidos, fertilizantes sólidos solubles o una mezcla de ambos tipos. Herogra Fertilizantes, cumpliendo con su objetivo de dar soluciones nutricionales altamente efectivas para los agricultores de todo el mundo, pone a disposición del mercado fertilizantes de la máxima calidad, con diferentes especificaciones, para adecuarse a las necesidades individuales de cada cultivo y cada sistema de aplicación.

Entre las formulaciones fabricadas por Herogra Fertilizantes podemos encontrar tanto fertilizantes sólidos solubles, bajo la marca comercial Tecnoplus®, como los fertilizantes líquidos claros Fertigota® Mixon.

A modo de ejemplo, presentamos las consignas que deberían introducirse en un sistema de inyección de fertilizantes automatizado de múltiples vías, utilizando la gama Tecnoplus® y las siguientes soluciones madre:  20% Tecnoplus® Calcio, 12,5% Tecnoplus® NK, 10% Tecnoplus® MAP, 7 % Tecnoplus® SOP, 10% Tecnoplus® MAG y 7,5% Tecnoplus® MAG-S. Finalmente, al no tener el análisis de agua, consideramos que no aportamos nada con ella.

  1. Establecimiento.

Incremento de conductividad eléctrica = 0,6 mS/cm.

Fertilizante % de inyección
Tecnoplus® Calcio 8
Tecnoplus® NK 12
Tecnoplus® MAP 12
Tecnoplus® MAG-S 16
  1. Desde desarrollo vegetativo hasta floración.

Incremento de conductividad eléctrica = 0,73 mS/cm.

Fertilizante % de inyección
Tecnoplus® Calcio 11
Tecnoplus® NK 20
Tecnoplus® MAP 14
Tecnoplus® MAG 18
  1. Desde floración hasta cuajado.

Incremento de conductividad eléctrica = 1,05 mS/cm.

Fertilizante % de inyección
Tecnoplus® Calcio 16
Tecnoplus® NK 32
Tecnoplus® MAP 14
Tecnoplus® MAG 26
  1. Desde cuajado hasta recolección.

Incremento de conductividad eléctrica = 1,15 mS/cm.

Fertilizante % de inyección
Tecnoplus® Calcio 16
Tecnoplus® NK 40
Tecnoplus® MAP 14
Tecnoplus® MAG-S 26

Para la programación de un plan de fertirrigación para cualquier cultivo intensivo, póngase en contacto con nosotros a través del e-mail departamentoagronomico@herogra.com.

Escribe una palabra clave