Fertirrigación del cultivo del pimiento en invernadero.

La planta del pimiento (Capsicum annum L.) tiene un sistema radicular pivotante y profundo que puede llegar hasta 1,20m de profundidad. Su tallo es de crecimiento erecto, con un porte que puede llegar hasta los 2m, o más. Sus frutos son bayas y sus semillas no presentan ningún tipo de dormición, por lo tanto, para su germinación solo necesita agua, oxígeno y una temperatura adecuada. 
En invernadero, el cultivo del pimiento puede extenderse durante los doce meses del año, estando presente en los mercados continuamente. El trasplante del 75% de las plantaciones de pimiento en España tienen lugar en los meses de junio, julio y agosto. En estos meses la planta está sometida a altas temperaturas, por lo que disponer de humedad constante en el suelo y una ventilación eficaz es esencial. En otoño/invierno este cultivo se enfrenta a humedades ambientales muy altas e iluminaciones bajas que pueden afectar a la floración, por lo que el crecimiento de la planta es menor que en primavera o verano, además, en este periodo, es más vulnerable al ataque de enfermedades aéreas. Por último, el arranque de la planta del pimiento se suele hacer en abril y mayo.
La planta del pimiento necesita de los elementos nutricionales esenciales para su desarrollo. Estos nutrientes se pueden dividir en macronutrientes primarios (nitrógeno, fósforo y potasio), macronutrientes secundarios (magnesio, calcio y azufre) y micronutrientes (manganeso, cobre, cloro, molibdeno, zinc, hierro y boro), dependiendo de la capacidad de captar cada uno de ellos. Cada nutriente tiene un papel diferente, pero todos son fundamentales para un desarrollo adecuado de la planta, la falta o exceso de alguno de ellos produciría problemas en el cultivo.
Para realizar una fertilización eficiente del cultivo del pimiento, primeramente, es necesario conocer la cantidad de nutrientes que debemos de aportar (Tabla 1), teniendo en cuenta la fase fenológica en la que se encuentra la planta.
Tabla 1. Absorción de nutrientes del cultivo del pimiento dependiendo de la producción esperada.

Producción esperada (t/ha) Extracciones por la cosecha (kg/ha) Absorciones de la planta completa (kg/ha)
N P2O5 K2O CaO MgO N P2O5 K2O CaO MgO
100 200 60 350 50 30 384 101 585 244 81
125 250 75 437 62 37 466 123 712 290 97
150 300 90 525 75 45 547 145 841 336 114
175 350 105 612 87 52 629 167 968 381 129
200 400 120 700 100 60 710 189 1096 427 146

El pimiento presenta exigencias de nitrógeno muy intensas durante las primeras fases del cultivo, para decrecer tras la recolección de los primeros frutos verdes. La absorción de potasio que realiza aumenta progresivamente hasta la floración, manteniéndose después equilibrada y siendo determinante en la precocidad, coloración y calidad de los frutos. Es necesario destacar que, para para el pimiento, la asimilación de calcio es especialmente crítica, una insuficiencia de este nutriente ocasiona frecuentemente grandes mermas en la producción por BER y otras fisiopatías como golpes de sol, cracking, etc.; además de afectar gravemente la firmeza de los frutos y su vida postcosecha.
Las condiciones ideales para la fertirrigación del cultivo del pimiento pasan por utilizar el suelo como sustrato y aportar la solución nutritiva (agua de riego + fertilizante) a pequeñas dosis y con elevada frecuencia. Si se dispone de un equipo automatizado de fertirrigación y el suelo es capaz de mantener correctos niveles de aireación, estas aportaciones, incluso, se podrían realizar varias veces al día. La fertirrigación permite realizar una fertilización a medida del desarrollo de la planta, como si de un sistema hidropónico se tratara, ajustando la solución nutritiva según los resultados analíticos obtenidos en el seguimiento de la solución del suelo.
Para llevar a cabo la fertirrigación se suelen usar sistemas de inyección de fertilizantes automatizados de múltiples vías, donde, para conseguir la solución nutritiva deseada, solamente es necesario introducir en el sistema las siguientes consignas:

  • Porcentaje de inyección de cada depósito de fertilizante.
  • Conductividad eléctrica (CE).
  • pH de la solución nutritiva aportada.

Las soluciones nutritivas adecuadas, para el cultivo del pimiento en invernadero en suelo, que debemos aplicar, con el objetivo de cubrir las necesidades nutritivas e hídricas de la planta en cada fase de cultivo, las podemos ver en la siguiente tabla:
Tabla 2: Soluciones típicas usadas en el cultivo del pimiento en suelo (Fertirrigación del pimiento dulce en invernadero, Alarcón, A.L.)

FASE DE CULTIVO NO3 NH4+ H2PO4 K+ Ca+2 Mg+2 SO4-2 Cl Na
Trasplante – Inicio de recolección 10 <2 2 3,5 4 2 >1,5 < 8 < 6
Inicio de recolección – Final de ciclo 11 <2 1,6 5,5 5 2,5 >2 < 8 < 6

A la hora de aportar la solución nutritiva teórica debemos ajustarla, teniendo en cuenta las relaciones de sinergia y antagonismo existentes entre los nutrientes del medio de cultivo y los nutrientes que aportamos con el agua de riego, para obtener la solución nutritiva real a aportar.
Finalmente, deberemos decidir el tipo de fertilizante que mejor se adapta a nuestras instalaciones, es decir, entre fertilizantes líquidos, fertilizantes sólidos solubles o una mezcla de ambos. Herogra Fertilizantes, cumpliendo con su objetivo de dar soluciones nutricionales altamente efectivas, pone a disposición de los agricultores fertilizantes de la máxima calidad con diferentes especificaciones, para adecuarse a las necesidades individuales de cada cultivo y sistema de aplicación.
Entre las formulaciones fabricadas por Herogra Fertilizantes, para el cultivo del pimiento, destacamos la gama Tecnoplus®, de fertilizantes sólidos solubles, y la gama Fertigota® Mixon, de fertilizantes líquidos claros destinados a cultivos intensivos. Estos fertilizantes permiten suministrar todos los nutrientes necesarios para la planta por medio de la fertirrigación y están compuestos en su totalidad por nutrientes puros, que se consumen completamente sin dejar residuos. Además, están libres de cloruros, sodio y otros elementos perjudiciales para los cultivos.
Desde Herogra Fertilizantes, presentamos las consignas que deberían de introducirse en un sistema de inyección de fertilizantes automatizado de múltiples vías, para la aplicación de la solución nutritiva teórica necesaria para el cultivo del pimiento, utilizando la gama Tecnoplus® (Tabla 3) y la gama Fertigota® Mixon (Tabla 4); en ambos casos, considerando que el magnesio es aportado por el agua de riego.
Tabla 3. Consignas para introducir en un sistema de inyección de fertilizantes automatizado para el cultivo del pimiento en suelo con Fertigota® Mixon.

FASE DE CULTIVO Fertilizante % de inyección Incremento de CE
(mS/cm)
Trasplante – Inicio de recolección Fertigota® Mixon Fósforo 47 1,2
Fertigota® Mixon Calcio 53
Fertigota® Mixon Potasio 0
Inicio de recolección – Final de ciclo Fertigota® Mixon Fósforo 27 1,7
Fertigota® Mixon Calcio 46
Fertigota® Mixon Potasio 27

 
Tabla 4. Consignas para introducir en un sistema de inyección de fertilizantes automatizado para el cultivo del pimiento en suelo con Tecnoplus®.

FASE DE CULTIVO Fertilizante % de inyección Incremento de CE
(mS/cm)
Trasplante – Inicio de recolección Tecnoplus® Calcio 67 1,3
Tecnoplus® NK 12
Tecnoplus® MKP 21
Inicio de recolección – Final de ciclo Tecnoplus® Calcio 64 1,7
Tecnoplus® NK 23
Tecnoplus® MKP 13

Para la programación de un plan de fertirrigación para cualquier cultivo intensivo, póngase en contacto con nosotros a través del e-mail departamentoagronomico@herogra.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Escribe una palabra clave