Fertilización del olivar de secano

Fertilización del olivar de secano

La fertilización del olivar de secano consiste en aportar los nutrientes necesarios para el cultivo, en el momento, dosis y lugar adecuados, para obtener un desarrollo óptimo del mismo. Todo ello, lleva implícito cierto conocimiento sobre el cultivo, el suelo, el sistema de aplicación que se va a utilizar y los fertilizantes disponibles, que explicaremos a continuación.

El olivar, al igual que todas las plantas, necesitan de los elementos nutricionales esenciales para su desarrollo. Estos elementos nutricionales se pueden dividir en macronutrientes primarios (nitrógeno, fósforo y potasio), macronutrientes secundarios (magnesio, calcio y azufre) y en micronutrientes (manganeso, cobre, cloro, molibdeno, zinc, hierro y boro), dependiendo de la capacidad de captar cada uno de ellos. Estos nutrientes tienen papeles diferentes en el cultivo del olivo, pero todos son fundamentales, y la falta o exceso de alguno de ellos produciría problemas en el normal desarrollo del cultivo.

Por otro lado, con el objetivo de conocer las necesidades nutricionales reales del cultivo, deberemos realizar un balance entre las pérdidas de los nutrientes del suelo (producidas mediante extracciones del cultivo, lixiviación, volatilización, precipitación de los nutrientes, etc.) y las aportaciones que realizamos al mismo (a través de materia orgánica y fertilizantes principalmente).  A continuación, exponemos las extracciones que realiza el cultivo del olivo en condiciones normales, aunque estas deberían ser modificadas dependiendo del resultado que tengamos en el análisis foliar que debería de hacerse anualmente.

  • Nitrógeno. La necesidad anual de nitrógeno, para el cultivo del olivo, es de 15 a 20 unidades fertilizantes de nitrógeno por tonelada de aceituna producida.
  • Fósforo. Las necesidades de fósforo, para los suelos con una concentración media de este nutriente, deben coincidir con las extracciones que el cultivo hace de este elemento, que son de 4 a 5 unidades fertilizantes de P2O5 por tonelada de producción.
  • Potasio. Las necesidades de potasio, para los suelos con una concentración media de este elemento, al igual que ocurre con el fósforo, deben coincidir con las extracciones que el cultivo hace de este elemento, que son de 20 a 25 unidades fertilizantes de K2O por tonelada de aceituna producida.

El olivo es un árbol que soporta bien la salinidad y los niveles elevados de caliza, por lo que su cultivo es frecuente sobre los suelos calcáreos del área mediterránea. La mayor parte del olivar en España está cultivado sobre este tipo de suelo, dónde nos encontramos pH altos, mayores a 7,5, en los que debemos tener especial cuidado con la disponibilidad de los nutrientes del suelo para el cultivo.

El conocimiento del nivel de fertilidad del suelo en cuestión también es un dato importante a la hora de realizar un abonado correcto, por ello desde Herogra Fertilizantes recomendamos que se haga un análisis de suelo en algún momento del cultivo, ya que nos dará información tanto del nivel de nutrientes del suelo (posible reducción de dosis en suelos ricos de un nutriente y, por tanto, reducción del coste del abonado), como de la posible interacción del mismo con los nutrientes aportados (evitaremos bloqueos, lixiviaciones, etc.)

No debemos olvidar que, a la hora de aportar los nutrientes, debemos tener en cuenta la interacción existente entre los nutrientes del medio de cultivo (relaciones de sinergia y antagonismo) y la eficiencia del tipo de fertilizante utilizado. Dependiendo de la eficiencia del fertilizante y del método de aplicación utilizado, podemos calcular la dosis adecuada del fertilizante para cubrir las necesidades del cultivo. Utilizar cantidades inadecuadas, inferiores o excesivas de algún nutriente, nos aleja de conseguir el objetivo del abonado que es el de adecuar la incorporación de nutrientes a las necesidades de los cultivos, maximizando el aprovechamiento de estos.

Asimismo, el momento adecuado para la fertilización del olivar de secano, es inmediatamente después de la recolección, sobre febrero, para aprovechar todas las lluvias primaverales y posibilitar el paso de los nutrientes a la solución del suelo. La forma tradicional de aplicar los fertilizantes es aportarlos al suelo, cerca de las raíces absorbentes, que están distribuidas debajo de la copa del olivo.

Para este cultivo, Herogra Fertilizantes recomienda el uso de fertilizantes con nitrógeno estabilizado, con el objetivo de evitar las pérdidas de este nutriente. Para esta alternativa, ponemos a disposición de los agricultores tanto la gama NEO®, que contiene un inhibidor de la ureasa que evita las pérdidas por volatilización del nitrógeno; como la gama Herosol Oro® que contiene un inhibidor de la nitrificación que evita las pérdidas de este nutriente por lixiviación. Ambas gamas se formulan a medida de cada explotación, con el objetivo de aportar los nutrientes que el cultivo realmente necesita, sin provocar deficiencias o excesos, que nos alejen del objetivo de maximizar la rentabilidad de la explotación.

Además, Herogra Fertilizantes pone a disposición del agricultor Tecnoliva®, un fertilizante complejo NPK diseñado para conseguir una perfecta y equilibrada nutrición del cultivo del olivo, con tan solo una aplicación. Su solubilidad inmediata, permite su uso incluso en explotaciones de secano de bajas precipitaciones, proporcionando una incorporación inmediata de los nutrientes y, por tanto, un aprovechamiento máximo de éstos por parte de los árboles. Su alto contenido en nitrógeno, elemento más importante en la fertilización del olivo, acelera la actividad vegetativa y el desarrollo de la planta, y aumenta la capacidad de asimilación de otros elementos. Tecnoliva® es un fertilizante con una granulometría homogénea que permite una correcta aplicación e incorporación al suelo. Por último, cabe destacar que, debido a que no presenta ninguna forma de nitrógeno que se pueda volatilizar (ureico) y a su gran solubilidad, este fertilizante no necesita ser enterrado.

Para la programación de un plan de fertilización para olivar de secano, u otro cultivo, consulte con nuestro responsable de Herogra Fertilizantes en la zona, o póngase en contacto con nosotros a través del email: departamentoagronomico@herogra.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Escribe una palabra clave